Mi primer calzado en el pádel

En todos los deportes el calzado es una parte crítica para realizar una buena performance, pero lo que es aún más importante es que tu calzado en el pádel puede evitarte lesiones.

En mi caso y debo decir que mal hecho, cuando empecé me compré las zapatillas más básicas que había y además no eran ni de pádel. Mi reflexión fue la siguiente: como no se si me ha dado la vena por este juego solo un mes o para siempre, pues no me voy a compar unas bambas específicas. Por muy de sentido común que sea esta reflexión y además con toda la razón del mundo, discrepo de mi misma. Al cabo de unos meses tube que cambiarlas y pasé a unas Adidas y después a mis Asics que actualmente llevo (un total gastado mucho más superior que si de buenas a primeras hubiera comprado las Asics).

calzado pádel

Mi recomendación es la siguiente:

1.- Ves a una tienda de pádel a mirarte las zapatillas, eso de comprar por internet está muy bien, pero cuando sabes lo que buscas y lo que necesitas, tampoco valen los outlets de grandes superficies, seguramente quién esté atendiendo vende bambas de correr como de bici o pádel. En una tienda específica te atenderán, te preguntarán y buscarán la zapatilla que se adapte a tus necesidades de juego. Por muy básica que sea la bamba podrás confiar que si está en una tienda de pádel es porqué es una zapatilla diseñada para este deporte específico. Cada deporte tiene unas particularidades y con ello unas necesidades de calzado. En mi caso mi tienda de referencia es Play&help grandes especialistas y muy conocedoras del pádel (a parte de porqué son pádel solidario 🙂 .

2.- Una vez hables con la tienda, vamos a ver tu bolsillo. Sobre este punto que en muchos casos es el punto decisivo en una compra, es importante destacar que a veces lo barato sale caro. Así que mi experiencia me ha dicho que más vale gastarse 60 – 70 € en unas zapatillas básicas de pádel que vayan a poder ser usadas como mínimo un año. Si las usas como sino, no será un derroche e igualmente si no te vicias al pádel, las podrás usar para ir a caminar o realizar alguna actividad que requiera movilidad en general. (No vayas a correr… estaríamos en las mismas que el punto 1)

3.- Ten en cuenta las particularidades de tu cuerpo. Hay que conocer las partes del cuerpo que necesitan una mayor atención y las extremidades son una de ellas. Además está el factor de las lesiones, es decir, si tienes lesiones deberás revisar que calzado llevar con mayor atención para no provocar recaídas, ver si tienen protección, si sujetan bien el tobillo, si llevan cámara de aire o bien si llevan gel, etc. Quién mejor te puede aconsejar sobre este tema son las tiendas, así que vuelta al punto 1.

Espero que esta reflexión os pueda ayudar a escoger vuestro primer calzado de pádel y os pueda evitar cometer el mismo error que cometí yo misma.

Más adelante hablaremos mucho más sobre el calzado y sus particularidades, la suela, las protecciones, etc.

¡¡A disfrutar y que nada de pare!!

zapatillas pádel