¿Tienes una lesión?: 7 pasos mentales para aceptarla

Lesión, que palabra más fea, no por su sonido sino por su significado… Os dejo una lista de cosas o acontecimientos que han hecho que me decida a escribir este post.

Encajar una lesión es uno de los peores momentos de sufrir una lesión. Aunque no seas deportista de elite, aunque no vivas del deporte, es como si te arrancaran una parte de ti, MUY importante. Sobretodo si para ti el deporte es un pilar en tu vida.

Es por ello que duele tanto. Por supuesto todos estos pasos y consejos están relacionados con mi reciente lesión y mi experiencia.

1. Acepta la fase de dolor, rabia y frustración

Y aunque pueda parecer una tontería, no debes coartar estos sentimientos. Una lesión es una lesión. Debes dejarlos salir. He llorado muchas veces desde que me lesioné y muchas más vendrán. Las lesiones provocan rabia, frustración, yo he estado totalmente en el hoyo, Y MUY FONDO. Aunque quieras sonreír, aunque sabes que hay cosas peores, da igual. Déjalo salir, porque si no te perseguirá durante todo el proceso de la lesión y nunca sanarás mentalmente. Haz una fiesta interna de sentimientos tristes, sácalo, llóralo, lo que sea, pero hazlo. Tienes que dejar salir esa rabia y esa pena, y nada de lo que te pueda decir yo o nadie, va a cambiar esos sentimientos negativos. O porque has estado mucho tiempo preparándote para ese momento, o porque ahora lo estabas empezándolo ha hacer muy bien, o porqué ahora estabas disfrutando,.. da igual. NUNCA VA A SER UN BUEN MOMENTO.  Así que permítete tu fase de luto propio, deja fluir tu dolor para poder dejar nacer otros sentimientos posteriores.

Seguir paso paso avanzando para aceptar una lesión

2. Ignora todos los mensajes de la gente que no te suman 

Si por todas las veces que he escuchado: no es tan grave, todo pasa por una razón, quizás tu cuerpo necesita que pararas, siempre podría ser peor...me hubieran dado un euro… seria multimillonaria. He pensado incluso, hacerme una camiseta. SE, QUE LO QUE ME PASA AHORA MISMO, PASARÁ. POR FAVOR DEJAME EN PAZ. Así de simpática.

Todo el mundo te hará comentarios de tu lesión a su manera, ( y muchas veces son los que no tienen ni idea de deporte, ni de lesiones…) y con ello me refiero a que dejes pasar esos mensajes, y quédate solo con aquellos que te sumen.  Aquellos de la gente que puede entenderte o puede ayudarte. Nadie mejor que tu sabe lo que significa un mensaje que suma.

3. Empieza a agradecer cada día lo que tienes

Se que suena muy utópico, pero una vez puedas ver tu lesión con un poco de perspectiva, intenta agradecer por aquellos pequeños gestos de los que puedes estar agradecid@. Por ejemplo:

  • No puedo andar, pero puedo salir a dar paseos con las muletas. Puedo intentar ir a dar un paseo corto el algún trozo llano de bosque si algún amig@ me lleva. 
  • No puedo realizar X ejercicios por mi lesión pero si que puedo ejercitar otras partes del cuerpo. (yo por ejemplo no puedo hacer sentadillas, pero puedo matarme a abdominales). 
  • No puedo practicar mi deporte, pero puedo seguir viéndolo en youtube.  
  • No puedo hacer sol@ ciertas cosas, pero hay otras que si que puedo. (Yo por ejemplo no podía vestirme sola, pero si ducharme… y eso aunque no lo parezca SUMA). 
  • Etc. 

Busca tus motivos según tu lesión para encontrar tu agradecimiento. Seguro que tienes algo por lo que agradecer a tu cuerpo y enviarle buenas vibraciones y mensajes positivos. No lo machaques tanto, dale un respiro. 😉 

Seguir paso paso avanzando para aceptar una lesión

4. Haz que tu rehabilitación se convierta en tu nuevo deporte

Bien, quizás estas fuera del terreno de juego durante una buena temporada, y dependiendo de la lesión, más o menos tiempo. PERFECTO. Agárrate a la rehabilitación como un clavo ardiente. Haz que tu rehabilitación sea tu nuevo deporte. Tómatelo enserio y no desestimes ningún ejercicio por idiota que pueda parecerte. Tómatelo con ganas, aunque te parezca aburrido, todos los ejercicios suman para poder mejorar. Así que respeta los tiempos, y los ejercicios en cada fase de la rehabilitación.

5. Date permiso para disfrutar y amar otras cosas 

Y esto es algo que mucha gente te va a decir, pero para que negarlo, en esto tienen razón. Yo he podido hacer muchas cosas que de forma normal no habría podido hacer porque nunca hubiera encontrado el momento si no tuviera la lesión:

  • Escribir más post como éste 
  • Leer muchos más libros. ( Llevo 3 desde que me lesioné) 
  • Pensar en otros planes o acciones que te gustaría hacer. Esas cosas para las que nunca buscas tiempo, como escribir. A parte de escribir en el blog he escrito algunos textos, para poder dejar fluir mis emociones y llevar mejor toda esta situación. 
  • Ponte al día de todo el cine, series, pelis, que quieras ver. Con Netflix y HBO seguro que no te falta de nada. (ya sabéis que yo no soy muy de series, pero es cierto que pueden ayudar). 
  • Pintar, es algo que siempre me ha gustado y tengo varios libros para colorear, ya os he ido colgando alguna foto. Si no tienes ningún libro cómprate uno son geniales! ( el mío es precioso, os dejo el link por si queréis cotillear). 

6. Prepárate para pelearte

Y te lo digo siendo éste mi más sincero consejo. Vas a pelearte con los que estarán a tu alrededor. Es una situación muy frustrante para ti, pero también para los que están contigo, porqué te quieren y quieren lo mejor para ti. Y toda esa tensión por su parte y por la tuya, va a saltar en algún momento. Yo lo he vivido y he pasado mucho malestar por esta razón, he estado muy dolida y me he venido abajo.

Intenta siempre reconducir las situaciones, intenta siempre encontrar un momento tranquilo para retomar una conversación negativa o que no haya ido bien. KEEP CALM e intenta acercarte a los tuyos. Necesitas ese apoyo más que nunca. Y para los que sois “cuidadores”, ya sabéis el dicho… Quiéreme cuanto menos me lo merezca porque es cuando más lo necesito. 

7. Recuerda que es una lesión y estarás bien. 

Aunque suene mal, yo he tenido que aceptarlo. Aunque sea una lesión y mi vida cambie por ello, sigo bien. Sigo viva, y no tengo una enfermedad que va a mermar mi vida. Quizás tenga que cambiar mi estilo de vida, cierto, y me duele aceptarlo, pero seguiré disfrutando de vivir. Es una lesión, sí, e incluso grave, pero la vida es eso, batallar cada punto sea dentro o fuera de una pista.

Espero que estos tips puedan ayudarte a pasar el proceso de la lesión un poco mejor, o que al menos te sirvan para ver si tu también has pasado por este proceso como yo. Es muy doloroso tener una lesión. MUCHO. Pero si somos justos con la vida, sean lesiones emocionales o físicas, al final somos organismos vivos y hay que aceptar que no somos perfectos.

Seguir paso paso avanzando para aceptar una lesión

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *